"Hemoparásitos dentro de mi cuerpo"


¡Cómo confiar en un Ministerio de Salud Pública, el cuál permite que toneladas de excrementos de perros se mezclen con las aguas fluviales! ¡Cómo confiar en un gobierno que permite a miles de perros enfermos circular libremente por las calles!


Mitos y Verdades Sobre la Tungiasis



MITOS Y VERDADES SOBRE LA TUNGIASIS

Autor: Jorge Mejías Acosta.

Quito, 6 de Mayo del 2019.

Derechos Reservados.

Prohibida la publicación parcial en cualquier formato. 

Código: 1902189979681

Código: 1902270065910

Código: 1903110228564

Código: 1904230735192

Registration Number: eHV6uRXe0p9oRB8c 

https://youtu.be/-eCgmy0S-nQ


P: ¿Sr. Mejías, qué hay con la “Tunga Penetrante”?


R: Hace 10 años soy portador de esta terrible enfermedad llamada Tungiasis.


P: ¿Por qué Ud. habla con tanta seguridad? ¿No es arriesgado confrontar a la comunidad científica?


R: Bueno... le puedo asegurar que ningún científico conoce esta enfermedad mejor que yo.


Primero: Soy investigador, en eso soy muy bueno; mejor que muchos científicos titulados.


Segundo: Por 10 años, he estado investigándome a mi mismo. He acumulado un gran número de evidencias. Innegablemente, tengo un "Doctorado" en picaduras.


Tercero: El 99% de la literatura científica que se procesa en Latinoamérica, es traducción del inglés. Pocos son los científicos latinos especializados en Tungiasis. Todos están desactualizados. Los mejores, se han acreditado a las universidades norteamericanas.


P: ¿Y los científicos ecuatorianos qué dicen?


R: No lo sé, pero me imagino que estén corriendo en pos de una oportunidad.


P: ¿Robo de ideas?


R: Bueno… la historia no se equivoca. Cuando no hay una genuina ideología científica, sucede eso.


P: Entiendo. ¿Entonces, se puede decir que Ud. es un investigador científico?


R: Sí. No tengo título... pero es lo más aproximado a la realidad.


P: ¡Demuéstremelo!


R: ¡Bien, comencemos!


MITOS SOBRE LA TUNGIASIS

(traducción del texto original)

Según la OMS:


Tungiasis


La tungiasis es una parasitosis cutánea causada por la pulga de arena hembra Tunga penetrans (y en algunas áreas también T. trimamillata también se conoce comúnmente como pulga de areia, nigua, piqué, bicho do pé, bichodo porco o jatecuba, y en inglés Países, como jigger, pulga de arena o chigoe. La tungiasis es una zoonosis y afecta a humanos y animales por igual (Heukelbach J et al, 2001).


La pulga de arena hembra se introduce en la piel. Los dedos, la suela, el borde lateral del pie y el talón son sitios de predilección. El 99% de todas las lesiones se producen en los pies. La picazón y la irritación local ocurren a medida que las pulgas hembra se desarrollan completamente y aumentan su volumen corporal en un factor de 2000 en dos semanas. Debido a la sobreinfección bacteriana de las lesiones, se pueden desarrollar abscesos, supuración o linfangitis. Las lesiones múltiples y la inflamación local intensa restringen la movilidad.


Ciclo vital


Las especies de tunga son únicas en el reino de los sifonápteros (pulgas) que las hembras penetran permanentemente en la epidermis del huésped y chupan la sangre de manera persistente.


Una pulga de arena hembra enterrada es fertilizada por un macho solo después de que ha comenzado a alimentarse de sangre. Los cuartos traseros de la pulga permanecen en contacto con el aire, proporcionando una vía para respirar, defecar y expulsar huevos. Durante un período de 4 a 6 semanas, la pulga de arena incrustada experimenta diferentes etapas de desarrollo, produce huevos y finalmente muere in situ (Eisele M et al. 2003). Los huevos son expulsados ​​y caen al suelo.


En un ambiente adecuado, los huevos se convierten en larvas, pupas y eventualmente pulgas de arena adultas. La duración de la fase del huésped depende de las características del suelo, la temperatura ambiente y los factores desconocidos. Las pulgas de arena adultas portan bacterias Wolbachia que forman una endosimbiosis con el parásito (Heukelbach J et al. 2004a).


Diferentes especies de mamíferos actúan como reservorios para la infección humana. En áreas rurales estos son predominantemente cerdos y bovinos; en comunidades urbanas de escasos recursos, perros, gatos y ratas (Heukelbach J. et al. 2004; Witt L. et al. 2007; Pilger D. et al. 2008). La transmisión ocurre cuando la piel entra en contacto con el suelo o el suelo donde se han desarrollado pulgas de arena adultas. La infección puede tener lugar dentro de la casa, peridomiciliaria o en aulas sin pisos sólidos.


Distribución y carga de la enfermedad.


Tunga penetrans se distribuye en regiones tropicales y subtropicales del mundo. En América del Sur, se ha reportado tungiasis de Colombia a Argentina. En el Caribe, la tungiasis está documentada en Trinidad, Tobago y Haití, pero otras islas también pueden verse afectadas. Los registros históricos indican que la tungiasis se produjo en casi todos los países de América Central.


En las Américas existen muchos nombres locales, como nigua (Colombia, Ecuador, Venezuela), kuti (Bolivia), pique (Perú, Argentina), niguá, tü (Paraguay), bicho-do-pe (Brasil), chigoe (Trinidad) , Guyana) y ojo de Ogri (Surinam). Sin embargo, no existen datos confiables sobre la aparición de T. penetrans y tungiasis a nivel nacional ni regional. Existe evidencia anecdótica de que T. penetrans fue importada a África a fines del siglo XIX. Desde entonces, se ha extendido a casi todos los países del África subsahariana.


La tungiasis prospera cuando las condiciones de vida son precarias, como las aldeas ubicadas en playas remotas, las comunidades en el interior rural y los barrios marginales de las grandes ciudades. En estos entornos, los más pobres de los pobres son los que tienen la mayor carga de enfermedades.


En los barrios urbanos con escasos recursos y en las comunidades indígenas, la prevalencia puede ser tan alta como 60% en la población general y hasta 80% en los niños (Feldmeier et al. 2012). La tasa de ataque varía de una configuración a otra y puede ser tan alta como seis pulgas de arena recién penetrantes por individuo durante 24 horas durante la temporada de transmisión máxima (Heukelbach J et al. 2004b). En comunidades endémicas, la prevalencia específica por edad sigue un patrón característico con una prevalencia máxima en niños entre 5 y 14 años y en personas mayores (Heukelbach J et al. 2007). Estos grupos de edad también son más vulnerables a las enfermedades graves (Feldmeier H et al. 2003).


La carga de la enfermedad causada por T. penetrans nunca se ha evaluado y es difícil de determinar. Probablemente más de 20 millones de individuos están en riesgo solo en las Américas. Las infecciones repetidas dan como resultado la desfiguración y la mutilación de los pies, lo que finalmente lleva a una movilidad reducida. La mala condición física de los miembros adultos del hogar tiene un impacto negativo en la calidad de vida y en la economía del hogar. La inmovilidad prolongada puede conducir a la estigmatización y la exclusión social. Los niños con tungiasis pueden ser estigmatizados y mostrar una tasa desproporcionadamente alta de ausentismo escolar.


La sobreinfección bacteriana puede causar complicaciones potencialmente mortales, como glomerulonefritis postestreptocócica, tétanos o gangrena (Heukelbach J. et al. 2004; Feldmeier H. et al. 2002). El tratamiento tradicional, es decir, la eliminación de pulgas de arena incrustadas con instrumentos afilados y no estériles puede conducir a la transmisión de patógenos de la sangre como el virus de la hepatitis B y C, posiblemente también el VIH (Feldmeier H et al. 2013a). Estas secuelas imponen costos adicionales a los sistemas de salud.


Patogenia y morbilidad.


La morbilidad aguda y crónica asociada con la tungiasis es el resultado de una reacción inflamatoria alrededor de las pulgas de arena incrustadas, la sobreinfección bacteriana y probablemente también la liberación de Wolbachiaantígenos después de la muerte del parásito.


En la fase aguda el eritema, el edema, el dolor y la picazón son constantes. La picazón induce el rascado de la lesión, lo que a su vez facilita la sobreinfección bacteriana. Los abscesos micro y macro son frecuentes (Feldmeier H et al. 2002).


Los pies, particularmente los dedos de los pies, la planta del pie, el borde lateral y el talón, son sitios de predilección. La tungiasis ectópica, que generalmente se observa con una infección extensa, a menudo sigue una exposición prolongada en ambientes altamente contaminados. La infestación puede ocurrir en todas las partes del cuerpo (Heukelbach et al. 2004c). También se han informado lesiones de tipo bulloso (Viviana L. et al. 2010).


Fisuras, úlceras, linfangitis, linfedema, neuritis ascendente, deformación y pérdida de uñas, y necrosis tisular son complicaciones crónicas. Esto resulta en dolor, discapacidad, desfiguración y mutilación de los pies. La desfiguración y la mutilación causan los cambios característicos en la forma en que las personas con tungiasis caminan y generalmente se ve en personas gravemente afectadas.


Diagnóstico


El diagnóstico de tungiasis se realiza clínicamente y se basa en las características morfológicas de las diferentes etapas de desarrollo ("Clasificación de Fortaleza" (Eisele M et al. 2003)).


En las áreas endémicas, los individuos afectados, incluso los niños, saben si tienen tungiasis.


Existe un método de evaluación rápida que permite determinar la prevalencia y la gravedad en las poblaciones en riesgo (Ariza L. et al. 2010). Se dispone de métodos para la evaluación semicuantitativa de la morbilidad aguda y crónica (Kehr JD et al. 2007).


Tratamiento, prevención y control.


En áreas endémicas, la extracción quirúrgica de pulgas de arena excavadas es el tratamiento estándar. Por lo general, esto lo hacen los propios pacientes o un cuidador.


Los parásitos incrustados se eliminan en condiciones no estériles usando instrumentos como espinas, palos de madera afilados, horquillas, alfileres de seguridad, agujas de coser, tijeras, etc. El procedimiento es doloroso y mal tolerado por los niños. A menudo, el instrumento se utiliza posteriormente en varias personas. Alfileres y agujas de seguridad pueden ser compartidos entre vecinos.


Manipular la remoción de pulgas de arena incrustadas con tales instrumentos conlleva algunos riesgos para la salud:


La inflamación local se intensifica cuando el parásito se rompe; el procedimiento puede introducir bacterias patógenas que conducen a la superinfección de la úlcera; el uso repetido de un instrumento contaminado con sangre resulta en la transmisión de patógenos virales como el virus de la hepatitis B (VHB), el virus de la hepatitis C (VHC) o el VIH (Feldmeier H et al. 2013a).


La extracción quirúrgica solo debe realizarse en un centro de salud debidamente equipado o por un trabajador de salud comunitario con experiencia que utilice instrumentos estériles. Después de remover las pulgas de arena, la llaga debe vestirse de manera adecuada y se debe verificar el estado de vacunación contra el tétanos y se debe administrar una vacuna de refuerzo, si está indicada. El aumento de la cobertura de la vacunación contra el tétanos en áreas endémicas de tungiasis proporcionaría un efecto protector de larga duración.


Dado que existen tratamientos farmacológicos seguros y efectivos (ver más abajo), se desaconseja la extracción quirúrgica (Feldmeier et al. 2014).


Metrifonato, tiabendazol e ivermectina se han probado como aplicaciones tópicas. Sin embargo, ninguno demostró ser suficientemente efectivo. La ivermectina oral no tiene efecto. La aplicación tópica de una dimeticona de dos componentes con una viscosidad definida es altamente efectiva (Feldmeier H et al. 2013b (Thielecke M. et al, 2014).


La aplicación regular de un repelente a base de aceite de coco evita que el T. penetrans penetre en la piel. La protección varió entre 86% y 100% en estudios en Brasil y Madagascar, respectivamente (Feldmeier H. et al. 2006), (Thielecke M. et al. 2013). Cuando el repelente se aplica dos veces al día en los pies, la morbilidad asociada con la tungiasis disminuye rápidamente y se aproxima a cero después de 8 a 10 semanas de intervención (Feldmeier et al. 2006), (Thielecke M. et al. 2013). Incluso si se aplica de forma intermitente, la reducción de la morbilidad es significativa (Buckendahl J. et al. 2010).


Una reducción duradera de la incidencia y de la morbilidad asociada a la tungiasis solo se puede lograr a través de un enfoque que integre el medio ambiente, los reservorios de animales y los seres humanos (“One Health Approach”; Feldmeier et al. 2014).


P: ¿Sr. Mejías, según Ud. estas afirmaciones son mentiras?


R: No son mentiras. ¡Es peor aún, son verdades a medias!


Mi teoría sobre la Tungiasis es diferente, tiene una mayor profundidad y veracidad.

Es mi investigación científica. Es el estudio de mi enfermedad, durante muchos años, en mi propio cuerpo.


P: ¡Ilústrenos, por favor!


R: ¡Adelante!


VERDADES SOBRE LA TUNGIASIS

Autor: Jorge Mejías Acosta. 

Quito, 6 de Mayo del 2019.

Derechos Reservados.

Prohibida la publicación parcial en cualquier formato. 

Código: 1902189979681

Código: 1902270065910

Código: 1903110228564

Código: 1904230735192

Registration number: eHV6uRXe0p9oRB8c 

https://youtu.be/-eCgmy0S-nQ


Tunga Penetrante 


Descripción: 

La Tunga Penetrante, es una especie de insecto Syphonaptera, de la familia

Hectopsyllidae. Mide, aproximadamente, entre 1, 0.5 y 0.10 milímetros.


Características:

1. Tiene piezas bucales adaptadas para perforar y succionar sangre. 


2. Su objetivo principal es colonizar los órganos rojos del cuerpo. Las piernas del hospedero es la zona de salida. 


3. Es extremadamente peligrosa. Su instinto animal es el de "entrar para no salir"; por lo que la medicación se hace imperante. 


Sistema Motor y Sensorial:

1. Los órganos sensoriales de la tunga penetrante están ubicados, en su cuerpo y en las extremidades de sus miembros. Tiene sensores de tacto. Esto le ayuda a identificar y adaptarse a los diferentes escenarios.


2. No tiene músculos en las extremidades. Es la potencia hidráulica (proteínas) lo que utiliza para el movimiento; lo cual le permite ejecutar saltos largos y desplazarse rápidamente en proporción a su tamaño. 


3. Puede alcanzar, aproximadamente, saltos de 20 centímetros y velocidades de 5 a 10 centímetros por segundo.


4. Sus sensores, ubicados al lado de sus ojos, son radares que están especializados en recoger información ambiental. Con ello, la Tunga Penetrante, puede diferenciar las frecuencias de vibración del lugar donde se encuentra; de este modo percibe:


a) Si el cuerpo del hospedero está activo o en reposo.

b) La presencia de otros hospederos.

c) La distancia entre ella y su nuevo hospedero.


5. La tunga adulta se activa para picar cuando detecta ruidos y movimientos externos.


6. Todo su accionar es preciso, no hay espacio para la indecisión. Se arriesga a salir del nido, su entorno familiar, con la certeza de no fallar y dar en el blanco.


Sistema Respiratorio:

1. En la respiración directa, el aire entra al insecto mediante finos tubos u orificios ubicados en el tórax, llamados espiráculos; pasa luego a la tráquea o traqueolas y finalmente a las células del cuerpo.


2. Los espiráculos, se pueden abrir y cerrar para regular el intercambio de gases; también, pueden cerrarse y volverse impermeables.


Ciclo biológico: 

Después de la picadura, la hembra grávida, durante siete a diez días, deposita entre 150 a 200 huevos dentro de la carne del hospedero.


La tunga penetrante crea un "relieve lunar" el cual le sirve de capullo y protección a las larvas. Debajo de este "relieve lunar" las larvas sufren una metamorfosis. En una o dos semanas pasan del estado de larvas a ninfas; y por último, se convierten en adultas. 

https://youtu.be/FYbdGh1aKpw


También, su coloración puede cambiar en función de los antecedentes que haya vivido. Sus cambios de colores le ayuda a permanecer camuflada en su propio hábitat.


P: Explíqueme Sr. Mejías, ¿Ud. tiene nidos en las piernas?


R: Sí. La Tunga Penetrante crea un "domo" o protuberancia, en el cual se agrupan.


P: ¿Domo?


R: Sí. En el vídeo se puede apreciar el abultamiento. 

https://youtu.be/69iZej6VP5E


El domo está cubierto por una piel con textura porosa en forma de malla, que le permite a las adultas activas salir y también respirar.


P: ¿Sr. Mejías, cómo respiran estos animales en el interior del cuerpo?


R: Bueno, recuerde que yo no cuento con un laboratorio a mi disposición. Toda mi teoría esta basada en sensaciones internas y externas; evidencias y deducciones lógicas, apoyadas con otras teorías científicas. 

Para responder a su pregunta... está descartada la respiración directa con el exterior. ¿De acuerdo?


P: Sí, de acuerdo.


R: Mi hipótesis es la siguiente:

La Tunga Penetrante, aunque originalmente son terrestres, pueden soportar largos periodos de tiempo en el interior de los órganos internos de un hospedero. 


¿Cómo lo hace? Bien, hay dos posibilidades:

1. El intercambio gaseoso se realiza entre la Tunga Penetrante y el medio en que se encuentre, utilizando el sistema de plastrón. 


2. El intercambio gaseoso se realiza en el interior del cuerpo. En el que la Tunga Penetrante absorbe las partículas de oxígeno que hay en la sangre, por medio de la digestión. 


P: Sr. Mejías, ¿plastrón?


R: Plastrón, es un sistema respiratorio alternativo, que permite absorber el oxígeno de la sangre. Se ha confirmado que un complejo sistema: de espiráculos, pelos hidrofóbicos; o bien otras proyecciones cuticulares, pueden servir como plastrón.


P: Sr. Mejías, ¿es cierto que la Tunga Penetrante aumenta de tamaño por la ingestión de sangre?


R: Sí, es cierto, pero no son todas.

Es la "Reina". Ella aumenta su volumen, aproximadamente, 10 veces su tamaño.


P: ¿Reina? 


R: Sí. La "Reina" después de establecer su espacio, se dedica a libar sangre.


P: ¿Sr. Mejías, esta "Tunga Reina" se mueve y respira?


R: Una ves que conquista un lugar, no se mueve. Se posiciona cerca de la superficie y se mantiene quieta por un tiempo prolongado; respirando directamente del oxígeno exterior.


En cambio, las "Obreras" permanecen activas. Ellas tienen la tarea de conquistar otros hospederos y otras zonas internas.


P: ¿Una Reina y muchas Obreras, como un panal de abejas?


R: No. Las nombro de esa manera para diferenciar sus actividades.

En el sistema de la Tungiasis, cualquier hembra que establezca su espacio, se convierte en "Reina". 


P: Según el criterio de la OMS y la OPS, la Tungiasis es una enfermedad que se "Auto Regula". ¿Sr. Mejías, es cierta esa afirmación?


R: No es cierto. Es un pronunciamiento irresponsable.


P: ¿Sr. Mejías, cómo se transmite la Tungiasis?


R: La Tungiasis se transmite: 


1. Desde nidos externos.

2. A través de otros hospederos: humanos y animales (perros, aves, cerdos, etc.).


P: ¿Humanos?


R: Sí. He comprado que la Tungiasis también se transmite de persona a persona. 


P: Sr. Mejías, la OMS y la OPS hacen mucho énfasis en la "Sobreinfección".


R: Sí, es cierto.

En la Tungiasis, es muy frecuente la Sobreinfección. Hay un spectrum de enfermedades infecciosas "oportunistas" que pudieran intervenir en ella; desde el tétanos hasta la gangrena. 


También existe la Retransmisión.


La Tunga Penetrans, tiene el persistente hábito de esconderse y crear nidos en todas partes.


P: ¿En todas partes?


R: Si, nidos en todas partes.


Después de la picadura, la hembra crea un nido dentro del cuerpo de la víctima; y según va progresando la enfermedad, también contamina el lugar donde habita dicha víctima. Por esa causa se crea la "Retransmisión".


P: ¿Sr. Mejías, "Retransmisión"?


R: Sí. Este nuevo concepto nombrado por mí como "Retransmisión en la Tungiasis", es la clave de todo; y es donde precisamente la WHO y la OPS se equivocan.


P: ¿Por favor, cómo funciona?


R: La Retransmisión, hace posible que la Tungiasis se convierta en una enfermedad crónica. 


La Retransmisión, implica:


1. Sistemáticas picaduras, desde el mismo cuerpo de un hospedero.

2. Sistemáticas picaduras, desde nidos externos: cama, muebles, calzado, etc.

3. Sistemáticas picaduras, desde otros hospederos: humanos y animales (perros, aves, cerdos, etc.).


Estos tres puntos trabajan coordinadamente. A la misma ves y en una misma dirección; extendiendo indefinidamente el "ciclo activo" de la enfermedad. Por esa razón, la medicación se hace imperante.


P: ¿Sr. Mejías, es posible cortar ese "ciclo activo" de la tungiasis?


R: Bueno...

Primero: Habría que aislar al enfermo.

Con esto se eliminarían los puntos de Retransmisión 2 y 3.

Segundo: Habría que medicar al paciente.

Tercero: Habría que tener en cuenta la fumigación. Una habitación aséptica sería lo apropiado.


P: ¿Sr. Mejías, según su criterio, cuál área médica tendría la solución final?


R: Definitivamente la Tungiasis no es para la dermatología. Han sido los dermatólogos los que han desvirtualizado esta enfermedad.


Muchos de ellos son especialistas en cosmetología y solamente se han enfocado en el efecto generado por la Tunga Penetrante. Ese efecto es reversible y ellas no están allí.


P: ¿Entonces?


R: La Tungiasis es una enfermedad para científicos médicos y veterinarios; y por supuesto, para la medicina interna.


La Tunga Penetrante está a 2 o 3 centímetros de profundidad dentro de la carne. Están a nivel de venas, arterias y órganos internos.


P: Sr. Mejías, ¿Por qué las piernas?


R: Buena pregunta.


1. Las piernas representan una extensa área del cuerpo humano.


2. Tienen una mayor concentración de sangre. Están rodeadas de grandes ramificaciones venosas y arteriales.


3. En las piernas, la textura de la carne es más suave y con mejor sabor. 


4. En ellas, la Tunga Penetrante, crea el siguiente sistema: 


a) Un profundo nido principal.

b) Una extensa área larvaria.

c) Un "domo de estadía" para las adultas.

Por supuesto, todos cubiertos por el "relieve lunar".


Esto convierte a las piernas en una ideal zona de entrada, de estancia y de salida. 


P: ¡Es como un gran sistema de tráfico y operaciones! 


R : ¡Exacto! 


P: ¿Entonces, es un mito lo del "salto corto" de la Tunga Penetrante y la asociación de la enfermedad con las piernas?


R: Sí. Muchas literaturas sostienen esta ridícula teoría.


1. En proporción con su tamaño, la Tunga Penetrante es una gran saltadora.


2. Es un animal oportunista. Puede estar presente en todas partes del cuerpo humano. Al entrar en un hospedero, no se queda solamente en las piernas, va corriendo en busca de los orificios del ano y de la uretra; desde allí, pasa a los grandes órganos internos.


P: ¡Por Dios! ¿Y las autoridades que dicen?


R: Aún no reaccionan, están desactualizados. También los norteamericanos están desactualizados.


P: ¿Cómo es posible? ¡Parece una locura!


R: Sí... hay un retardo social que implica un retardo mental.


P: ¿Retardo mental?


R: Bueno... si un individuo utiliza un 50% de su capacidad neuronal para justificar lo que no puede hacer con el otro 50%... 


P: ¿Todos, en el ecuador, tienen este problema?


R: ¡No! La gente común es noble, alegre, maravillosa y buena. Mis amigos son trabajadores, dinámicos y creativos.

¡Todo lo que estoy haciendo es por ellos!


P: ¿Sr. Mejías, de que manera se pudiera resolver esta situación?


R: Se requiere, de parte de las autoridades gubernamentales, un plan de ayuda con tres líneas de acciones:


1. Legal.

2. Médica.

3. Social.


P: Muy complicado.


R: Sí. Esa es la razón por la cual la OMS y la OPS han estigmatizado a la Tungiasis como "una enfermedad de la extrema pobreza". ¡Una burda mentira que ofende a la sabiduría humana!


La tunga penetrans, no discrimina a sus víctimas por el color de su piel ni por su estatus social.


Evidentemente, con ese enfoque, están sentenciando a millones de seres humanos a la esclavitud, al dolor y a la muerte.


P: ¿Sr. Mejías, es político el asunto?


R: Sí... también es inmoral.


Irónicamente más del 75% de los ingresos de estas nobles instituciones llamadas OMS y OPS, provienen directamente de la pobreza.


Sabemos que dentro de la ONU cohabita "la madre" de todas las corrupciones. ¡La fiscalía norteamericana no reacciona ante tanta impunidad!


P: ¿No es temeraria esa afirmación suya?


R: Bueno... ¡Si yo estuviera equivocado, este planeta sería un lugar seguro!


P: ¡Sr. Mejías, todo parece una apología radical extremista!


R: Estos señores tienen un gran problema conmigo:


No soy extremista, tampoco soy comunista; mucho menos moralista. Soy muy consciente de la situación en la que estoy:


1. Si me disparan; está bien.

2. Si me secuestran; mejor.

3. Si me ignoran; escalo.

4. Si me encarcelan; les pido cama y comida gratis.

5. Si me curan; entonces salvan a su gente, a la humanidad y se ganan las medallas.


Estoy despidiéndome del planeta. Soy un cabrón denunciante. No tengo nada que ganar ni que perder. Denuncio a mi persona y a todo el mundo. 


Soy un instrumento del Señor. Soy el portador de un mensaje de Salvación. También soy un Profeta:


1. "Todo aquel que me juzgue, será juzgado".

2. "El abuso y la irresponsabilidad será expuesta ante la moralidad y el patriotismo de los hombres".

3. "Aquellos que bloquean mis denuncias, tarde o temprano, enfrentarán el juicio de Dios y engrosaran la lista de los perseguidos por Jehová".


Tábano, 2019.


TUNGA PENETRANS


¡Sin querer, la vida me ha convertido en un experto en "bichos"!

Por las repetidas picaduras, adquirimos la capacidad de identificar al sujeto, su tamaño y su "modus operandi".

Sabíamos que eran varios vectores que trabajaban al unísono y en equipo, con dos propósitos: existir y alimentarse de sangre.

Para poder diferenciarlos los nombraba de la siguiente manera:

 1. “Tunga” (redonda y marrón) (de 1 a 5 en un mm).  Intensidad del dolor: aguja hipodérmica, rompiendo la piel hasta el fondo.


2. “Cucarachas” (ovaladas) (de 1 a 5 en un mm). Intensidad del dolor: aguja hipodérmica, rompiendo la piel hasta la mitad.

3. “Taladrador negro" (fino y negro) (5 en un milímetro). Intensidad del dolor: aguja hipodérmica, rompiendo la piel hasta el primer tercio.

4. “Fantasmas” (redondos y amarillos) (de 10 a 20 en un mm). Intensidad del dolor: pinchazo de aguja hipodérmica.

Por otra parte, una picadura de tunga implica todo un proyecto de vida:

1. La puerta del nido es la picadura. Ya dentro de la piel es otra la historia...

https://youtu.be/HL412UbHZFY

2. Comienza a devorar el tejido epitelial y la carne, para construir cavernas y túneles; los cuales son inundados por un líquido de color blanco, dando a la región afectada una normal apariencia, pero evidentemente inflamada.

3. Luego, desde la puerta del nido, expulsa por su trasero lo que había ingerido con anterioridad; creando lo más parecido a un "relieve lunar": desechos de tejidos, excrementos y queratina.

4. El "relieve lunar" funciona como una capa protectora que facilita el trabajo de otros insectos hematófagos oportunistas sobre la piel.

5. La queratina cubre, sella y solidifica los desechos expulsados, permitiendo que los vectores “oportunistas” adultos trabajen debajo de ellos. 

a) https://youtu.be/0AQD2zmCrKo

b) https://youtu.be/y4KiL8_OZag

6. También la queratina inunda las depresiones del "relieve lunar", creando pocetas o piscinas. Esto permite que los vectores oportunistas adultos se mantengan activos en espera de un nuevo hospedero; si no hay un nuevo hospedero, para perpetuar el ciclo de vida, salen y te pican a ti mismo. 

https://youtu.be/ul0L5-M44n8

7. Si por alguna razón el “relieve lunar” es removido, se revierte el proceso.

8. El tejido se inflama por la actividad larvaria.

https://youtu.be/OVKcWH3m8uQ

9. La actividad larvaria genera un ardor y un constante dolor agonizante.

A continuación, enumero la mala experiencia personal que he acumulado sobre estos vectores a través del tiempo:

1. Son hematófagos. Se alimentan de sangre humana. La textura de nuestra sangre es más compleja, más rica en nutrientes en comparación con la de los animales; por ello la prefieren. Personalmente, hemos observado que son predilectos al azúcar. 

2. Están especializados en nosotros, los humanos; por lo que tienen estrategias muy eficaces, como picar y esconderse en zonas inaccesibles para no ser visibles.

3. Se esconden: en las uñas, piel, ojos, boca, oídos, pulmones, etc.

4. Son tan pequeños (de 1 a 20 en un mm) que algunos son imperceptibles a la vista. 

5. Pueden ser de diferentes tamaños en una misma especie. 

6. Se propagan más rápido que la misma gripe.

7. Los niños son presa fácil para estos vectores, pues ellos tienen menos posibilidades para defenderse.
Es probable encontrar a un niño que llore frecuentemente y los padres desesperados no sepan la razón.

8. En mi caso, yo soy un "hospedero heredado". Significa que varios vectores (tunga, ácaros, etc.) han entrado en mí y con suficiente tiempo han creado un ciclo de vida "perpetuo" dentro de mi cuerpo, picando e incubando determinadas cantidades de huevos (de 50 a 100) en tiempos programados para perpetuar la especie.

Es decir, si un ciclo de vida concluye en 30 días, el otro ciclo recién comienza.

Créanme, he estado lidiando con ellos durante muchos años y aún no logro deshacerme de ellos.

No sólo hacen colonias en las piernas, también en el interior del cuerpo.

9. Sus mandíbulas son capaces de perforar cualquier tejido, ya sea piel o músculos.

Les comento, personalmente he visto como una tunga perforaba la piel de mi abdomen en cuestión de segundos; son peligrosas y agresivas, si el enfermo se descuida, invaden poco a poco su cuerpo. 

Una vez adentro, se abren paso atravesando los tejidos con el propósito de establecerse en cada órgano interno.

Pero no conformes con eso, también hacen nidos en los muebles y en las casas, preservando a toda costa la especie y esperando una oportunidad para entrar en acción.

Esto es lo más parecido a una maldición; sobre todo si no se tiene dinero o el amparo de las autoridades.

10. Un "hospedero casual" es aquel que desafortunadamente tenga contacto con otro "hospedero".

Aquí ocurren varias cosas importantes:

El vector entra en el individuo e inmediatamente, en pocos segundos, le pica y deposita sus huevos. Después busca refugio en una parte interna del cuerpo: por ejemplo, las fisuras del ano; y desde allí crea y asegura otra colonia.

Se conocen casos, en que alguien visita al doctor por presentar un fuerte dolor creyendo que son hemorroides y el médico confirma que no lo son; pero ambos no saben lo que está sucediendo.

11. El "hospedero casual" poco a poco se va convirtiendo en un "hospedero heredado", debido a que los vectores van creando las condiciones necesarias para que sus ciclos de vida se mantengan activos.

Ya sea en su cuerpo o contaminando los muebles, ropas, zapatos, etc.

Haciendo nidos... escondiéndose en cada grieta de las casas, oficinas y locales comerciales.

El siguiente paso sería contaminar a cada miembro de la familia.

En otras palabras, la acumulación de tantos vectores llegan a conformar verdaderas plagas.

Y las consecuencias de sus constantes ataques y picaduras, deterioran no sólo la calidad de vida del individuo, también afectan la calidad de vida familiar y la estabilidad económica de sus negocios.

Al principio, el sujeto infestado no tiene plena conciencia sobre su problema y gasta el dinero en insecticidas, que pudieran funcionar en otras especies de parásitos; pero, en estas especies de "hematófagos", no funciona.

El desarrollo del "ciclo de vida perpetuo" de estos vectores puede durar hasta un año y puede pasar desapercibido, porque la estrategia es "trabajar" cuando la víctima duerme; en cambio, el ataque diurno es esporádico.

Pero una vez evidenciada la enfermedad (fuertes picaduras, pérdida de sangre, dolores internos, etc.), el enfermo se va dejando vencer por la escasez de información y por la falta de ayuda por parte de las autoridades de salud.

Después de haber agotado todo tipo de remedios sin notar grandes resultados: ¡La persona pierde la fe, la esperanza y lo abandona todo!

En mi caso, debo admitir que he perdido todas las batallas en contra de estos "bichos".

Creo que la única alternativa es la ivermectina, la cual hace apenas unos años era financiada por la OMS; y ahora, sospechosamente, esta siendo controlada por la industria farmacéutica nacional y no por las instituciones de salud pública.


Estimado/a, comprueba en la siguiente encuesta que tan seguro estás de no estar contagiado:

1. ¿Padeces de insomnio crónico? ¿Tienes que tomar algún medicamento?
2. ¿Los niños pequeños lloran constantemente? ¿Conoces el motivo?
3. ¿Tienes una llaga o herida que no sana?
4. ¿Tienes picaduras de insectos en la piel? ¿Te pican? ¿Los puedes ver?
5. ¿Están hinchados los poros de tus muslos?
6. ¿Has visto alguna mosca negra (un milímetro) dentro de tu casa?
7. ¿Sientes fatigas recurrentes?  
8. ¿Has experimentado algún fuerte dolor anal? ¿Son hemorroides?

Si las respuestas son positivas, tienes alta posibilidad de estar contagiado con esta enfermedad. Rápidamente comunícate con nosotros. No queremos tu dinero; solamente tu apoyo moral.


También puedes dirigirte a la plataforma gubernamental de Quitumbe y contactar al señor:

Ruben Dario Chiriboga Zambrano DIRECTOR NACIONAL DE ARTICULACIÓN DE LA RED PÚBLICA Y COMPLEMENTARIA DEL MINISTERIO DE SALUD.

Este señor está representando a la Ministra de Salud Pública. Ellos te van a proteger; a tí y a tu familia. ¡No pierdas esa oportunidad!

Estos vectores se van estableciendo poco a poco y en un año puedes complicarte.
¡No permitas que eso suceda!


No tengas miedo de comentar, compartir, reclamar o denunciar. ¡Somos la voz del pueblo y queremos proteger la salud de los ecuatorianos!


Mis Derechos Legales Reservados Online: Estados Unidos de América.

Código: 1901209692647


Actividad Larvaria

Código: 1902119925191

Tungiasis


Muestras Personales

Derechos Reservados: Safe Creative Código: 1811199091736


¿SON AGRESIVOS ESTOS VECTORES?


La verdad es que sí. Realmente son agresivos. Literalmente, se han comido la carne de mis piernas.

Se puede observar en el vídeo, la inusual depresión sobre la piel después de ser presionada.

Derechos Reservados


FANTASMAS


2. Vector peligroso desconocido: se alimenta de sangre y se transmite de persona a persona.


Descripción:

“Fantasmas” (redondos y amarillos) (10 a 20 en un mm). Intensidad del dolor: pinchazo de aguja hipodérmica. Los bautizé con el nombre de "Fantasmas" porque no los podía ver.

Características:
1. Vector hematófago. Se alimentan de sangre humana.
2. La textura de nuestra sangre es más compleja, más rica en nutrientes en comparación con la de los animales; por ello la prefieren. Personalmente, hemos observado que son predilectos al azúcar. 
3. Están especializados en nosotros los humanos, por lo que tienen estrategias muy eficaces; como picar y esconderse en zonas inaccesibles, para no ser visibles.
4. Se esconden: en las uñas, piel, ojos, oídos, pulmones, etc.

5. Son tan pequeños (de 10 a 20 en un mm) que algunos son imperceptibles a la vista.

6. Pueden ser de diferentes tamaños en la misma especie.

7. Este vector, creaba larvas en cada poro de mis muslos. Después de abandonar los poros, entraron al interior de mi cuerpo.

También están en todas partes afuera de mi cuerpo: en el cabello, cejas, barba, ropa y piel; esperando a un nuevo hospedero.

8. Se propagan más rápido que la misma gripe.


Origen del Vídeo:

El vídeo tiene su propia historia. La toma está enfocada sobre un lateral de mi piano yamaha. El piano estaba abandonado en un rincón del cuarto. 


Con el atril de las partituras de música había improvisado un pedestal para filmar desde el celular.


Increiblemente, estube alrededor de 5 horas de pie, ¡sabía que esa evidencia podría salvar mi vida!


El smartphone conectado al cargador con la linterna encendida.


Sin moverme siquiera, a punto de perder la esperanza. ¡Y de repente apareció el fantasma! Solamente tuve que activar el botón de grabación.


Por supuesto que la toma se hizo desde una aplicación profesional, con un aumento de 6 a 10 veces el tamaño original.

 

Mis Derechos Legales Reservados Online: Estados Unidos de América.


Derechos Reservados: Safe Creative Código: 1811139024763


CUCARACHAS


3. Vector peligroso desconocido: se alimenta de sangre y se transmite de persona a persona.

Descripción:

"Cucarachas: pueden ser blancas o grises” (ovaladas) (de 1 a 5 en un mm). Intensidad del dolor: aguja hipodérmica, rompiendo la piel hasta la mitad.


Características:
1. Vector hematófago. Se alimentan de sangre humana.
2. La textura de nuestra sangre es más compleja, más rica en nutrientes en comparación con la de los animales; por ello la prefieren. Personalmente, hemos observado que son predilectos al azúcar. 

3. Están especializados en nosotros los humanos, por lo que tienen estrategias muy eficaces; como picar y esconderse en zonas inaccesibles, para no ser visibles.
4. Se esconden: en las uñas, piel, oídos, etc.
5. Son tan pequeños que algunos son imperceptibles a la vista.

6. Pueden ser de diferentes tamaños en la misma especie.
7. Se propagan más rápido que la misma gripe.


Estos vectores hicieron un gran nido en el forro de mi piano yamaha.


¿Qué son en realidad? La verdad es que no son ni larvas, ni gusanos. Son hemoparásitos milimétricos.


Los científicos veterinarios tendrían la respuesta. Creemos que en el ecuador no existe el menor interés por solucionar el problema.


¡El dolor representado en este vídeo, es un justo clamor a los derechos humanos, frente a la indiferencia de un gobierno corrupto!


Mis Derechos Legales Reservados Online: Estados Unidos de América.


Derechos Reservados: Safe Creative Código: 1811199091620


Moscas Penetrantes Ecuatorianas



Moscas Penetrantes Ecuatorianas

Derechos Reservados.

Registro: 1901039519152


Vector 1: Mosca Negra.

Tamaño: 2mm.

Descripción: 

Pica fuerte y se alimenta de sangre. 


Esta mosca es el "mosquito" de la sierra ecuatoriana. 

Tiene una relación directa con los vectores 2 y 3. Todos habitan en el 75% de las casas, edificios y locales comerciales de bajos recursos.


Vector 2: Pequeña Mosca Negra.

Tamaño: 1mm.

Descripción:

Pica fuerte y se alimenta de sangre. 


Su comportamiento es agresivo; lo más parecido a una pulga.

Se esconde entre la ropa; viaja con uno para propagarse y seguir alimentándose. 

Crea nidos en el cuerpo y en la casa; deposita cierta cantidad de huevos para preservar su especie.


Vector 3: “Taladrador negro" 

Tamaño: 5 en un milímetro.

Descripción:

Pica fuerte y se alimenta de sangre. 


Este insecto tiene una relación directa con algunos de los vectores anteriores.

Sus alas aún no están desarrolladas; le sirven para saltar entre 10 y 20 centímetros.


En el vídeo, se puede apreciar hasta donde ha penetrado; entre la carne y la uña. Ahí permanece por semanas; picando y chupando sangre.


Es una perforadora milimétrica. Penetra los tejidos y vive dentro de ellos. Vector extremadamente peligroso; es la versión ecuatoriana de la Tunga Penetrante.


Registro: 1901039519152



¡Por favor, salva la salud de los ecuatorianos! No queremos tu dinero; solamente tu apoyo moral: ¡comenta, comparte, reclama y denuncia!


Tungiasis Severa y Transmisión en Ecuador